Otros

¿Romantización o concienciación?

13 Reasons Why (Por 13 Razones en español) es una serie basada en un libro del mismo título en la que el guión gira en torno al suicidio de su protagonista: Hannah Baker. La chica adolescente deja grabadas una serie de cintas que han de ser distribuidas a los que han estado involucrados en el suicidio. Cada una de ellas expone las razones que le han llevado a ello en relación a cada una de estas personas. El relato se centra en la experiencia de su mejor amigo al encontrar las cintas.  Evidentemente, se trata de un tema especialmente delicado, por lo que el estreno de esta serie hizo saltar las alarmas en las redes, y entre expertos en salud mental adolescente.

La serie ha sido vendida desde un primer momento como una crítica al bullying. Hannah es acosada, humillada y maltrata de varias formas y en múltiples ocasiones. Llega incluso a ser violada. Lo que mata a Hannah Baker no es el bullying, es el patriarcado. 

Pensémoslo detenidamente: listas en las que puntúan los mejores culos del instituto, fotos que se difunden haciendo entender cosas que no son, acoso sexual, violaciones y hombres que no entienden los daños causados por estas… Los problemas que tiene con mujeres son fruto de no otra cosa más que la misoginia interiorizada. Véase por ejemplo, los celos al estar por debajo de Hannah en una lista de “mejores culos del instituto”, o el criticarla por ser “una chica fácil” a pesar de no haber hecho nada con el chico que había filtrado aquella foto. 

Pero aunque esto me parece algo importante a tener en cuenta, ya que la serie hubiese sido totalmente distinta si la protagonizase un hombre, no es el tema que veníamos a tratar. La serie ha traído consigo una preocupación general en cuanto a cómo los adolescentes podrían percibirla. No ha sido exagerado en absoluto, ya que según diversos estudios la tasa de suicidios en EE.UU. aumentó casi en un 30% de jóvenes entre 10 y 17 años desde el estreno de Por Trece Razones. La crítica televisiva por otro lado, aplaude el tratamiento del suicidio en la serie, en el sentido en el que no es un tema del que se hable habitualmente en los medios.

Si bien por norma general en redes se ha hablado de una romantización del suicidio en la serie, a riesgo de ser criticada por esta opinión; a mí no me lo parece. De hecho, a mi parecer desmitifica bastante esa idea de la autoeliminación pacífica y complaciente. La escena del suicidio de Hannah (explícita, por cierto, lo que también ha sido muy reprobado) es dura, difícil de ver incluso, así como otras escenas explícitas de la serie, podría haberse hecho mucho peor de lo que se hizo. De hecho, con respecto a esto habla uno de los guionistas, y él mismo explica que había discutido y defendido profundamente esta escena basándose en su propio intento de suicidio. Cuenta que fue la historia horrible de una mujer que le contó la realidad detrás de lo que él pretendía lo que le salvó la vida. “Me sentí como si estuviera ardiendo en un edificio en llamas, y el suicidio sería como saltar desde una ventana para terminar con el dolor. Pero lo que la historia de esa mujer me mostró es que saltar desde el edificio no es el final del dolor: es solo el comienzo de un dolor aún más inimaginable.” Explica Nic Sheff.

Por desgracia, no para todo el mundo es así, y teniendo en cuenta que los motivos que llevan a Hannah a cometer este acto son terriblemente habituales, cualquiera podría sentirse identificado con el personaje y entender que realmente la mejor opción es la que sigue ella. Y es que al mes de su estreno se había alcanzado un “récord en suicidios”, e incluso algunos casos imitando el recurso de cintas personalizadas que sigue la protagonista. Tal fue así, que en la segunda temporada se vieron obligados a advertir del contenido sensible de sus episodios. Ya no es un problema tanto de la serie (entre otras cosas, porque está basada en un libro) sino más bien del impulso mediático que esta ha tenido.

Así como no me parece que la serie romantice nada, sino que en general me resulta bastante cruda de ver (quizás demasiado) tampoco creo que conciencie sobre el tema. Al menos no sobre el suicidio, desde luego.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s