Música/Pensamiento/Redes

Me pasan con publicidad

Como músico, y hablo desde la experiencia, siempre se necesita la valoración, aceptación y reconocimiento del público. Este llamado feedback es importante para ver cómo tu música impacta e influye en los sentimientos y vidas de las personas.

Si bien esto funciona a niveles pequeños, es decir, cantantes locales que se pueden permitir ese contacto directo con el público, a niveles muy grandes, con artistas internacionales de la talla de BTS, Ariana Grande, Shawn Mendes o Drake, esto no funciona. Se necesita una plataforma más grande que de voz a todos esos fans que necesitan expresar su amor y apoyo hacia un artista que les ayuda a superar su día a día o que simplemente les hace pasar un buen rato.

Uno de los métodos para conseguir esto son los distintos premios “internacionales” que se otorgan a los músicos a través de distintas categorías, y pongo la palabra internacionales entre comillas porque es bien sabido que la mayoría de estas ceremonias están totalmente controladas por occidente, por no decir por la música norteamericana.

Dejando de lado esto, podemos apreciar que, efectivamente, estos premios son una buena manera de dar ese reconocimiento al artista, pero el problema viene cuando es el premio el que posee al artista y no viceversa, es decir, que se valora a los artistas por cuántos premios tiene y no por su calidad. Como ejemplo, en concreto el que me llevó a querer ahondar en este tema, los premios Grammy 2019.

Procedía a ver los premios para disfrutar las actuaciones en directo de los invitados y así fue. Mientras daban los premios a las distintas categorías, se intercalaban actuaciones de artistas de gran calibre como Lady Gaga, Alicia Keys o Shawn Mendes, entre otros. Los artistas, a medida que recogían esos premios iban diciendo todos los discursos, basados, obviamente, en una serie clichés que todos hemos oído en algún momento como “¡Qué feliz estoy!”, “¡Esto es todo un honor para mí!, “¡Esto es gracias a vosotros!” y un largo etcétera.

Le llega el turno a Drake de recoger su premio y todo el mundo esperaba otro discurso de película cursi de Hollywood sobre cuán feliz estaba por haber recibido ese premio que le alimentaba el ego, pero no fue así. Este artista, después de recibir su premio, empezó a decir todas las cosas con las que, personalmente, estaba de acuerdo. En resumen, dijo que un artista no se valora por cuantos premios recoja ni por cuantas reproducciones consiga, sino que si tu música en algún momento le llega a alguien, la escuchan, la aman, eso te debería llenar como músico. Estaba apunto de aplaudirle a la pantalla de la televisión, donde estaba Drake diciendo todo esto, cuando de repente entran anuncios y le cortan el discurso. En ese momento lo único que pensé fue que sería un error, pero realmente, ¿hasta qué punto?

Los Grammy se trata de una ceremonia totalmente planificada, todo está medido al detalle, nada falló en esa gala y casualmente lo único que falla es un discurso que le quita importancia a esos premios. No parece casualidad. Instantáneamente me recordó a películas como Los Juegos del Hambre donde manipulaban las retransmisiones televisivas para que la gente solo viese lo que el Capitolio quería que viese.

Me sentí totalmente impotente ante lo que acaba de ocurrir con Drake, me puedo imaginar cómo se tuvo que sentir él. Intentas decir algo que no es una opinión popular, en un medio de comunicación muy grande y te lo cortan cuando, en un principio, tu discurso tendría que tener la misma validez que el de cualquier otro artista. Pero al parecer no, no hay tanta libertad de expresión como intentan mostrar o sí que la hay, pero mientras no afecte a las cosas que sustentan el sistema capitalista.

Esta no es la primera vez que ocurre. Muchos artistas como Eddie Vedder, vocalista de Pearl Jam, han mostrado su descontento con la ceremonia y lo poco que debería influir o significar para la música, ya que consideran los premios como una forma de vender, “el negocio de la música celebrándose a sí mismo” (Maynard James Keenan, vocalista de Tool, 2002). Incluso yendo más lejos hay músicos, como Sinead O’Connor, que rechazaron el premio, boicoteando así la ceremonia debido a la comercialización extrema de la música que supone esa entrega.

Una gran cantidad artistas se han posicionado en contra también por el claro pensamiento misógino que tiene dicha ceremonia. En 2018, Lorde nos cuenta cómo ella, a pesar de estar nominada a la categoría de “Álbum del Año” no le permitieron hacer una actuación en solitario mientras que a sus compañeros sí. Incluso SZA, nominada ese año a cinco categorías, no ganó ningún premio, ganándolo un artista masculino, en este caso Ed Sheeran. Cabe matizar que estos premios no funcionan solo por la opinión popular, sino por votos de jurado. El público mostró claramente su desagrado, creándose artículos como “How the 2018 Grammy failed women artists” y hashtags en las redes sociales como #GrammysSoMale.

Los Grammy siempre han sido muy criticados, y con razón, ya que han cometido muchos errores a lo largo de su historia. En 2011, Randall Roberts, escritor en Los Angeles Times, hablaba de que, en ese mismo año, no se nominó siquiera a Kanye West, con uno de los álbumes más aclamados de ese año, dándole prioridad siempre a gente blanca como por ejemplo la ganadora de ese año, Adele. Él los clasifica de “antiguos”, yo considero el término racista un tanto más adecuado.

Reconocer el trabajo de los artistas es una medida excelente, siempre y cuando se haga desde la equidad. Parece un tanto peligroso que un medio de comunicación tan grande como este tenga pensamientos detrás tan retrógrados, ya que la mayoría del público que ve estos comportamientos, los normaliza. Es tóxico para la música, para los artistas y para la sociedad.

Me pasan con publicidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s