Diseño/Moda/Pensamiento/Sociología

Cómplices de una hipocresía, pero con estilo.

¿Capitalismo? Una fantasía para el pueblo, que ciega los ojos de toda una sociedad con el fin de beneficiar a unos pocos. Sistema que convierte la putrefacción en purpurina con la intención de hipnotizar a la gente, y así degradarlo todo. Dentro del capitalismo encontramos la industria textil como eje fundamental, para sostener lo insostenible. No olvidemos que hoy en día ir a la moda es ser cómplice de la precariedad que sufren los trabajadores en algunas multinacionales. La ropa que hoy se compra una persona, será completamente inútil al cabo de unos meses. De eso tratan los nuevos tiempos dominados por la fast fashion.

Y es que, durante el mes de octubre el Diario Design publicó lo siguiente:

Celebramos que las grandes multinacionales apuesten por artistas y diseñadores icónicos para sus colecciones ‘one shot’. La última gran sorpresa llega desde Suecia. H&M lanza una colección con estampados de William Morris. A partir del 4 de octubre los románticos diseños del gurú del movimiento Arts & Crafts estarán disponibles en versión blusa, foulard o pantalones. ¡No nos puede apetecer más la llegada del otoño!



Es decir, que la gran multinacional H&M ponía al alcance de las masas los diseños de William Morris. ¿William Morris? ¿Quien es? ¿Que dice?

Según su obra llamada “Trabajo útil frente a esfuerzo inútil” decía lo siguiente: Es una pérdida de tiempo intentar expresar con palabras el desprecio que merece la tan elogiada producción barata de nuestra época. Baste con decir que esa baja calidad le es necesaria al sistema de explotación sobre el que descansa la manufactura moderna. En otras palabras, nuestra sociedad comprende a una gran masa de esclavos a quienes se debe alimentar, vestir, alojar y divertir como esclavos y su necesidad diaria les obliga a fabricar los artículos de esclavo cuyo uso resulta ser la perpetuación de su esclavitud.

Pues si, el capitalismo de la mano de la industria textil ha vuelto a matar a William Morris.

William Morris (1834-1896) fue diseñador textil, novelista, poeta y activista socialista británico. Creador y máximo exponente del famoso movimiento Arts and Crafts. Su objetivo, era reivindicar el trabajo artesanal y de calidad frente la mecanización de la revolución industrial. La revolución industrial tuvo consecuencias nefastas en términos sociales y medioambientales. 

Morris creó más de 600 estampaciones en distintos materiales como textiles y bordados. Él creyó en la felicidad del ser humano a través del trabajo, y que todas las personas debían trabajar según sus aptitudes y capacidades.

Y es que, H&M se ha adueñado de los estampados de este protector de la sociedad igualitaria y de lo sostenible. La multinacional ha puesto sus obras al servicio de la precariedad y del capitalismo de las masas. William Morris se vería doblemente humillado: por su preocupación social y medioambiental y por su defensa del trabajo igualitario y consciente.

Debido a la ideología de Morris acorde con el trabajo igualitario, una persona que trabaja en algo que desea esta fortaleciendo su cuerpo, mente y espíritu. La imaginación y la memoria también ayudan. No necesitamos indagar en la comparativa de esto en contraposición del trabajo en masa que realizan actualmente las industrias textiles. Estas se basan en el desenfrenado cambio de moda y en el crecimiento desmesurado del consumismo en países desarrollados.

En cuanto a su preocupación por el medioambiente, William Morris ya se anticipaba en el siglo XIX diciendo que la producción industrial creaba una gran cantidad de basura. Todo ese desperdicio innecesario es el que está colapsando el planeta. Los recursos finitos se transforman en basura infinita. 

William Morris siempre se preocupó por todo lo social. El habla de dos clases sociales en relación  con el trabajo, una es la privilegiada, que esta, se sustenta por la otra. La primera somete a la segunda a trabajar para ella. Sería la llamada lucha de clases, donde la clase superior somos los países desarrollados. Esta clase mantiene una opresión social en los países en desarrollo, que sería la segunda clase para Morris.

La mano de obra en países como Bangladesh, es muy barata, y también precaria. H&M es consciente de ello, pero aun así siguen comprando y siendo cómplices. Vemos otra vez que es todo lo contrario a lo que quería Morris. Él decía: el trabajo valioso es el que se centra en el placer del descanso, placer de usar lo que producimos, y esto proporciona un talento creativo en nosotros. Cualquier trabajo que no tuviera esos requisitos, era esclavitud laboral. 

En definitiva, como en muchas multinacionales, los trabajadores viven para trabajar…

Pero bueno, que en H&M tenemos blusas de William Morris a 9,99€, una oferta irresistible para todos aquellos ingenuos que no sepan del pensamiento de William Morris y cómplices de la explotación. Pero con glamour.



Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s