Otros

‘The Square’: el solipsismo contemporáneo del arte

“Exhibición/No-exhibición. Una conversación vespertina que explora la dinámica de lo ‘exhibible’ y la construcción de lo público según las nociones de ‘site’ y ‘no site’ de Ruben Smithson. Del ‘no site’ al ‘site’, de la no-exhibición a la exhibición, ¿cuál es el topos de la exhibición/no-exhibición en los momentos atestados de mega-exhibición?    The Square (2017)

The-Square.jpg

La película de Ruben Östlund ha sido galardonada con la Palma de Oro de Cannes, y ha estado presente en múltiples festivales. El título se emparenta con una instalación realizada por Kalle Boman y el Östlund en 2015, que tiene la misma forma de cuadrado y que rezaba por esa zona de confianza en las personas, un valor cultural de peso en el país norteño.

Una de las lanzas del film es la crítica a la posición de los museos de arte contemporáneo frente a las obras de arte, que como si de un búnker se tratase no duda en enaltecer y defender la obra, evitando incluso el debate; estableciendo la institución una posición hermética y elitista respecto al público.

El delirante texto que acompaña el encabezado es un extracto de una conversación entre una periodista y un director de un museo de arte moderno en Suecia. A esta pregunta el director pide que le permita leer esa reflexión que está colgada en la propia website del museo que él gestiona.

La situación que se plantea con el extracto de la entrevista pone de relieve una actitud muy propia en el entorno de la cultura, más allá de la ambigüedad y el proteccionismo, que es: el esnobismo. En esta senda la crítica continúa con toda la performance asumida por los agentes culturales derivada de la expectativa que tiene la sociedad de la institución museo. Una escena memorable y representativa es la presentación de una obra de arte para la cual, el director del museo en cuestión, simula el discurso en el baño e incluye un momento de espontaneidad en el propio guion.

La propia deriva argumental del protagonista, además de otras referencias performativas, o, quizá para entendernos mejor, ciertas actitudes teatrales, aparecen más casos donde se pone en cuestión la supuesta sacralidad de arte actual, apilando así el conjunto crítico. Esta postura, que encuentra su culmen en la propia incapacidad de los agentes culturales para entender los “objetos” que gestionan, no podría entenderse sin la figura de Luis Buñuel, una influencia patente y reconocida por el director.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s