Otros

Selfie

PUTA AMA

Vivimos en la era de las redes sociales, la necesidad de compartir todo lo que hacemos, de mostrar nuestra vida cara al público o una idea de ella. Estos asuntos han sido muy criticados en los últimos años, parece que viajamos para enseñarlo y no para ver, parece que vivimos por los likes en Instagram y la popularidad se mide en seguidores o amigos de Facebook. Dentro de esto, uno de los detalles más polémicos ha sido la “revolución” del selfie. Han ido apareciendo estudios sobre narcisismo, sobre baja autoestima, cómo nuevas generaciones necesitan un like a su cara bonita para sentirse mejor consigo mismas y, desde luego, innumerables críticas a quien se gana la vida con ello.

Todo esto, personalmente, me suena ya a viejo y lamentable, empieza a desprender cierto hedor rancio. Sinceramente, pienso que determinadas críticas o comentarios deberían estar ya superados para dar un paso más, reformular nuestras ideas o, si no nos gusta el uso que se da a determinadas redes sociales, empezar a cambiarlo. Pensaréis que es muy fácil decirlo, pero va a seguir pasando, y, sí, es cierto, pero, para mí, el verdadero problema de las redes sociales radica en el fomento del racismo, la homofobia, el machismo, etc. y no por la gente que haga publicaciones con ese carácter, sino por cómo se formulan las críticas.

¿A quiénes se critica fundamentalmente por vivir de su imagen? A mujeres.

¿Por qué a mucha gente le parece terrible que Kim Kardashian haya publicado un libro con selfies a lo largo de diez años de su vida? Porque es una mujer, empresaria que decide hacer lo que quiere con su cuerpo, quererse, mostrarlo y, además, ganar dinero por ello -no voy a entrar en el tema de la cirugía estética porque si aún no hemos entendido que tenemos derecho a hacer con nuestro cuerpo lo que queramos no podemos seguir hablando de esto-. ¿Es Kim Kardashian una mala influencia? A lo mejor, es que la estamos entendiendo como tal, pero no tiene por qué serlo.

Propongo empezar a ver estas ideas como una forma de empoderamiento, suena raro, ella es una mujer rica que reside en Estados Unidos, pero, lo siento, el machismo no deja de afectarle, mucho menos siendo una figura pública. Necesitamos un feminismo de clase y para ello, lo primero es apoyarnos todas, buscar empoderamiento y entonces, podremos buscarlo.

Selfish, para mí, es un libro de fotografía artística, porque autorretratos tenemos desde el siglo XIX en fotografía, pero el selfie aparece en el siglo XXI y no hemos hecho más que criticar algo que ya es por sí mismo un género de fotografía. Selfish, es también un libro autobiográfico que recoge momentos de la vida de esta figura pública y que, además, nos enseña su cuerpo, del que vive y está orgullosa. ¿Por qué no tomamos ejemplo y empezamos a querernos en lugar de criticar a las demás por empoderarse a su manera? Aprendamos a utilizar las redes para lo que nos interesa y apoyémonos entre todes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s