Otros

EL MODERNO LÁZARO DEL SIGLO XXI

I’ve got scars that can’t be seen. I’ve got drama, can’t be stolen. Everybody knows me now”.

¿Cómo es posible resumir en 4:08 minutos lo que es la muerte para uno mismo? “Mira aquí arriba, estoy en el cielo. Tengo cicatrices que no se ven”, es esta primera frase la que ya anticipa lo que nos vamos a encontrar en “Lazarus”, esa canción escalofriante que forma parte del último disco del camaleónico David Bowie, un disco que sirve para cerrar la carrera artística de un músico cuya muerte ya tenía fecha fija. Son la batería, el saxo y la guitarra eléctrica las que nos transportan desde un principio al Inframundo: Bowie nos invita a entrar en su nuevo hogar para enseñarnos lo que es su último legado. Él mismo es consciente de sus excesos y de su fama en vida, bien nos lo deja claro. ¿Tiene motivos para arrepentirse aun así? Ya es tarde, se trata de experiencias que nadie le puede robar, que ya son suyas y que se llevará consigo. Sin embargo, el momento álgido no llega hasta que él se libera, es libre. Y esa libertad llega con la Parca. La música representa este momento, que luego se apaga poco a poco: la música al unísono con su vida.

David Bowie en el videoclip de Lazarus

David Bowie en el videoclip de Lazarus

Por mucho que David Bowie guste o no guste, cierto es que “Lazarus” tiene mérito, no sólo por la elaborada letra y música, bien estudiada como todo lo que él produjo, sino más bien por la capacidad de inquietar al oyente y transmitirle la sensación final, el recordar, lo que fue el pasado y lo que no será el futuro.

El videoclip, por supuesto, no podía ser menos que la canción en sí. Él aparece más místico que nunca: ya es un fantasma en vida. Grande es el impacto de ver al “gran” Bowie demacrado hasta los huesos, tumbado en la cama esperando a Caronte, con un estilo único que no podía ser de otro. Pero, ¿y el título? ¿Qué viene a significar “Lazarus” exactamente? Lo primero que le viene a uno a la cabeza al pensar en esto es que quizás Bowie no se esté despidiendo: él es Lázaro. ¿Resucitará entonces? ¿Cómo? ¿Y cuándo llegará ese momento?

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s