Pensamiento/Sociología

Rumbo a lo desconocido

“Sabemos lo que somos, pero no lo que podemos ser.”

Como seres humanos, desde nuestros inicios, hemos estado buscando respuestas acerca de nuestro origen. ¿De dónde venimos?,  la pregunta estrella, y, ¿hay vida inteligente más allá del planeta Tierra? La otra cuestión más aclamada.

Si tenemos en cuenta el desequilibrado mundo en el que habitamos y los terribles sucesos que vemos a diario, es normal que haya quien se cuestione si verdaderamente es tan importante o prioritario invertir en proyectos relacionados con el conocimiento o aprovechamiento del espacio.  Pero además, en este mundo en el que vivimos, estoy segura de que somos muchos los que algún día nos hemos levantado y al final del día, tumbados en nuestras camas o frente a un televisor, nos hemos planteado algo parecido a la famosa frase “Quieren encontrar inteligencia afuera en el espacio, y todavía no la encontraron en la Tierra”.

Está claro, existen  momentos de frustración y desasosiego infinito con las cosas que suceden dentro de este frágil hogar que compartimos  los seres humanos, pero también es  ineludible que nuestro acontecer diario se ha beneficiado en cualquier dirección que se mire gracias a avances conseguidos con la exploración espacial. La investigación espacial ha salvado miles de vidas humanas.  La resonancia magnética, desarrollada por la NASA durante el programa Apolo, es la técnica que hoy se utiliza en hospitales de todo el mundo para detectar  tumores, y esta misma ha desarrollado sistemas de purificación de agua sumamente económicos. La tecnología de satélites rastrea catástrofes climáticas  en formación dando días de antelación y permite la comunicación a distancia. Hay que saber que en la Tierra no se puede lograr una fuerza gravitatoria nula, y es precisa para lograr nuevos materiales e investigación en química y farmacia entre otros. En la actualidad, están investigando en una especie de pinzas capaces de agarrar un asteroide y así frenar su impacto ya que este podría amenazar enormemente nuestra civilización, e incluso la vida de todo el planeta. Algo que ya ha sucedido muchas veces en el pasado ocasionando varias extinciones masivas, y que sin duda volverá a suceder tarde o temprano. Se estima que en la actualidad unos 500 objetos identificados amenazan potencialmente con generar un desastre masivo en el futuro. Los números cantan. Ahora que tenemos unos preciosos telescopios en órbita, sabemos que el número de planetas es mucho mayor de lo que creíamos. Y también que el tamaño del universo es inconcebible y llegar a cualquier sitio una odisea.

rr

Carl Sagan explicaba a la perfección la importancia de la exploración espacial así: “Las fronteras nacionales no existen cuando uno mira la Tierra desde el espacio. Los fanatismos étnicos y religiosos o los chauvinismos nacionales son difíciles de defender cuando vemos nuestro planeta como una diminuta luz ante la ciudadela de estrellas. Viajar amplía las perspectivas de la mente […] Si queremos sobrevivir como especie tendremos que ensanchar nuestras lealtades nacionales hasta incluir a toda la comunidad humana, todo el planeta Tierra. Muchos de los dirigentes de nuestros países encontrarán esta idea repelente. No querrán perder poder. Nos hablarán de traición y deslealtad. Pero las naciones ricas tendrán que ayudar a las más pobres, porque la elección, como decía H.G. Wells, es el universo o nada”.

Es por ello que antes de que cuestionemos o critiquemos los esfuerzos invertidos en este campo, debemos tener claro que la sociedad humana mide su riqueza en conocimiento, no en dinero. Y la ciencia es una labor ciega, no sabemos qué será lo nuevo que se descubra y por lo tanto en qué beneficiará. No hay investigación ni estudio banal o tonto. No podemos hacer ciencia estrictamente dirigida, cada investigación en cada área de la ciencia por si sola es insignificante y para poder conseguir las grandes metas se necesita de muchos pequeños elementos bien construidos que en conjunto las conformen y es así como se construye la ciencia. El motivo por el que las grandes economías del mundo invierten en ciencia y tecnología, es porque saben que es ahí en donde se encuentra la clave del progreso material e intelectual de las sociedades. Puede que sea cuestionable su repartición de los recursos económicos en otros ámbitos,  pero no en la investigación espacial.

Estamos hablando del Mundo, que es un auténtico libro, y si no viajamos al espacio solo leemos una página. Hay que comprender que nuestro destino nunca es un lugar, si no una nueva forma de ver las cosas, y un viaje tan largo ha de comenzar con pequeños pasos. Waldo Emerson dijo “No sigas el sendero. Dirígete en cambio a donde no hay sendero y deja una huella”, y así lo hicimos cuando el hombre llegó a la luna.

Sin duda, preocuparnos por generar una sociedad de progreso, justa y equitativa para todos es una prioridad que deberíamos defender siempre, una meta loable que perseguir, pero no podemos permitir que un argumento tan aparentemente pobre influencie nuestra forma de ver este conocimiento de lo que al fin y al cabo nos rodea. Se invierten cantidades mucho mayores en ámbitos que después no nos producen ni la mitad de beneficios. Por lo tanto, sería hipócrita quejarse mientras hacemos uso a diario de avances fruto de estas investigaciones. Sabemos lo que somos, pero está claro que todavía desconocemos lo que podemos llegar a ser, si no nosotros, las generaciones venideras. Y por esta vez, estaría bien hacer gala de la generosidad que tanto se nos pone en duda como especie ¿no?. Una cosa si está clara…

“Viajar es la única cosa que pagas y te hace más rico”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s