Otros

Banks… W H A T ?

An employee signals a phone bid for Banksy's "Vandalised Phone Box" during Sotheby's "Red" benefit auction to raise funds for HIV/AIDS treatment in Africa in New York

Mentiste serenamente y el telón cayó por eso.

Teatro, lo tuyo es puro teatro.

Falsedad bien ensayada, estudiado simulacro.

Exit through the gift shop (2010) o el laboratorio del éxito dentro de los ficticios círculos intelecto-culturales de la posmodernidad. Una poesía sobre la degeneración de la apreciación y el placer del hecho artístico, la manipulación básica de todo cuanto se nos ofrece como fundamento de lo bueno. La descomposición biológica intencionada de las capacidades que definen al individuo como un ser maravilloso.

Se nos ofrece un discurso que mitifica y destruye el fenómeno Banksy, modelo del street art y su pseudoconsagración en el campo del arte, al cual acudimos como ovejas descarriadas en manada, para encontrar la verdad sobre esa gran starsystem del mundo moderno. Pero no será tan fácil, ni tan bonito. A través de un reportaje evolutivo en el que un personaje que ya todos creemos real (porque nos viene dado de la palabra del gran Banksy), se nos muestra el proceso de ascensión de aquel chico rebelde amante de la expresión artística libre hasta el cúlmen de la musealización como puesta en valor del ejemplo ultramoderno del amor al arte. N  i    t  a  n  t  o .

Nos costará entender que se trata de una crítica despiadada,
que nos lo están diciendo a gritos y a la cara,
que hemos caído como tantos otros,
y que es solo un ejemplo de todo lo que rodea actualmente los circuitos del arte.

Aquí la base es el graffiti, la pintura clandestina para los ojos del mundo. Efímera, ilegal, y en bruto, sin pasar por ningún tamiz ni evaluación por parte de ningún tipo de experto. Si conocemos la base y el movimiento del graffiti, podemos entender este falso documental como una advertencia a lo que está pasando. Han ido un paso por delante, han visto que hoy en día lo que importa y lo que mueve cielo y tierra es sacar tajada, y nos han descubierto que hasta lo más puro se puede comercializar y corromper, que dentro del arte contemporáneo el street art podía tener su hueco, y lo han experimentado premeditadamente, y lo han conseguido.

(sept. 2009)

(sept. 2009)

Thierry se encarna como la personificación del viaje de los principios del arte. Movido por la necesidad de captar lo efímero, plasma en cintas de vídeo todo cuanto para él es importante (lo que pase después con las cintas será eso, efímero, no importa, ya está ahí y su impulso está saciado). Explica que lo hace como consecuencia de la muerte de su madre, de su básico y principio natural. Se perdió la noción de la esencia, así que pondrá entonces en valor todo aquello que le resulte parecido, primero con su vida, luego con el arte. El primer guiño aparece cuando éste personaje tan peculiar y tan abierto a todo, sin vergüenza (como el street art), nos habla del lugar en el que trabaja, de como se aprovecha de ropa vieja a la que le otorga un aporte nuevo y por la que la gente ofrece grandes cantidades por tenerlo en propiedad, dictados por el viento de la moda. A partir de ahí, este personaje parece ser a la vez manipulador y manipulado de todo el tinglado. Se convierte entonces en una personificación de los ojos de la sociedad, comenzando a interesarse por algo nuevo y rompedor, eso que “como no es conocido, es moderno, y entonces lo sigo hasta las últimas consecuencias”; descubriendo de la mano de Space Invaders y entregando todo lo que tiene por la causa. Aquí ese supuesto Banksy enmascarado interpreta al crítico encumbrado, y de su mano, con una sola frase, lo convierte en una nueva ola. Thierry representa lo que la gente cree que supone el street art, lo no premeditado, la interpretación osada y la valentía libre de todo lo que parece marcar nuestros gustos. Pero en realidad se comporta y es uno más de los malos, de los que no nos gustan, entrando en acción y teniendo como meta la compraventa. Aquí el espectador se desconcierta, incapaz de posicionarse en contra del comando de protección del arte por el arte y no por el capital.

El falso documental se convierte en pantomima, en un reportaje que deberías creerte real sobre la consecución del prestigio de un artista callejero dentro de la galería (¡qué maravilla!, ¡qué abiertos somos!, ¡que modernos y actualizados!). Nos lo están diciendo a gritos y a la cara,  h a n   c r e a d o   u n   m o n s t r u o , un producto nuevo y nos están mostrando cómo hemos caído, creyéndonos libres y firmes, en el mismo pozo de aquellos que ponen en auge cualquier tipo de arte que bajo un manifiesto pueda hacerse un hueco en el concepto de arte conceptual. Pero mientras el arte conceptual utiliza un lenguaje tan privado que a veces rechazamos aceptar, por no ser capaces de descifrarlo (y por pretender descifrar, como estábamos acostumbrados, un resultado y no un proceso), sentimos que el street art habla como nosotros, por eso nos gusta, porque la experiencia nos resulta agradable, pero lo malo es que observamos cómo acceden al mercado del arte como uno más, y creemos que están hiriendo de muerte a sus principios, y entonces también a los nuestros, amantes de lo bonito y verdadero. Si atendemos a que somos unos auténticos e ignorantes pecadores en este aspecto, podríamos unificar los estilos, hablar de un sólo arte, y entonces comprenderíamos que nos están ofreciendo una crítica de lo poco críticos que somos. No menosprecian al graffiti, porque el principio de todo movimiento está en las cintas de Thierry; pero nos lanzan un aviso sobre lo efímero, y la importancia y valor que en eso depositamos. Así ha ocurrido siempre y así se han definido los gustos. No importa entonces cuánto de cierto hay en el Banksy que conocemos y en el que creemos que íbamos a descubrir tras Exit through the gift shop, o si es realmente él, o si Thierry lo está representando. Lo relevante es que seamos conscientes de que la vida es teatro, nada será impuesto objetivamente y todo puede ser válido si se analiza con criterio pero, haciendo caso a uno de esos tantos callejeros: “de lo que ves, créete la mitad, y de lo que no ves, no te creas nada”.

... isn't it?

______________________________

Banksy se plantea dejar de comercializar 10/2013: http://www.20minutos.es/noticia/1942996/0/banksy-nueva-york/vuelta-calles/venta-grafiti/

Banksy y Sotheby’s: http://www.sothebys.com/es/auctions/2014/banksy-steve-lazarides-ls1403.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s