Imagen

Louis, ‘Louie’ y el Perro Lanudo

Ante el inminente estreno de la 5ª temporada de la serie Louie el próximo 9 de abril, volvemos a analizar las razones que llevaron al comediante Louis C.K. (nacido como Louis Szekely, pero más fácilmente pronunciable cambiando el apellido de origen húngaro por dos simples mayúsculas) a crear, escribir, producir, dirigir, protagonizar y editar (entre alguna otra cosa más) esta aclamada serie de televisión nacida, en 2010, para la cadena norteamericana FX.


Louis C.K., nacido en el 1967 en Washington D.C., es un respetado cómico en el mundo estadounidense de la stand-up comedy (nuestros monólogos), lugar desde el que triunfa desde mediados de los 80, tras una pequeña carrera como guionista de comedia.

Cuarentón, gordo, divorciado y padre de dos hijas en la actualidad, Louis nos presenta en Louie un personaje cuarentón, gordo, divorciado y padre de dos hijas; que nos comparte su talento, sus obsesiones y sus miedos a lo largo de capítulos de menos de media hora, concebidos como “extensas viñetas de cómic“, según John Landgraf, director de la cadena que emite la serie.

‘Louie’ no solo es atrevida por los temas que toca, sino también por cómo los toca. La libertad estructural de la serie debe ser motivo de envidia para todos los showrunners del mundo.” (Juan Manuel Freire para Rockdeluxe)

Este punto de partida metarreferencial se ve reflejado desde el primer minuto, cuando vemos al protagonista por primera vez, mofándose de todo y de todos desde su escenario newyorkino habitual, lanzando al público y a sí mismo las primeras “bofetadas” de realidad.

“Partir del material cómico grabado en el club Comedy Cellar, permite a Louis regalarse un espacio más amplio [que en sus anteriores trabajos] para explorar la comedia de la vida desde un punto de vista más sosegado y melancólico.” (Avi Steinberg, en The New Yorker)

Sin duda, uno de los motivos generadores de la serie es este amor que el protagonista profesa a los clubes de comedia, algo queda patente en una carta abierta que el autor publicó el pasado enero, tras la cancelación de un espectáculo suyo en el Madison Square Garden ya que continúa su labor de monologuista fuera de la serie.

“…es en los clubes, donde nació la comedia y donde la comedia sigue, donde vive la verdadera standup comedy.

(…)

Volviendo a Abraham Lincoln, que fue probablemente el primer cómico Americano, los americanos han disfrutado reuniéndose por la noche en pequeños (y antes, humeantes) habitáculos, bebiendo y escuchándose los unos a los otros diciendo cosas perversas, locas, tontas, erróneas, deliciosas, ofensivas, asquerosas, caprichosas y fantásticas”

(Louis C.K.)

En montaje paralelo, Louis intercala estos fragmentos de monólogos (reales, por cierto) con una autobiografía ficcionalizada, en la que es capaz “como poca gente puede, de excavar su cerebro con tal rigor, ingenio y perspicacia” (The Huffington Post). Nos ofrece retratos, sentimientos y personajes perfectamente escritos y terriblemente honrados, rodados de forma cercana, cámara al hombro. (Cámara, por cierto, comprada por el propio Louie durante la producción de esta serie.)

– Ejemplo de Perro Lanudo.

La técnica narrativa (para contar chistes) más empleada en la serie es la del perro lanudo –shaggy dog story” una especie de “larga anécdota, caracterizada por su extensa narración, poblada de incidentes irrelevantes y completada con un anticlimax o un remate sin sentido completo (Wikipedia). El origen de esta expresión permite varias versiones, pero todas ellas incluyen una larga historia que termina con una frase poco significativa sobre cuán lanudo es el perro protagonista de la anécdota.

En cuanto al estilo, Louis crea algo afín al cinema verité, (contemplativo, más cercano al documental) que igual que en ‘Louie’ permite más libertad en la expresividad del autor, dándole la posibilidad de potenciar su propio estilo.

Según Alberto Rey para El Mundo: ‘Louie’ se disfruta mejor solo, para no coartarse a la hora de reírse con bromas políticamente incorrectas. “Es de las pocas series que prometen humor negro y lo cumplen. Tanto que a veces da vergüenza reírse. Louis C.K.  es  una especie de Woody Allen desatado, desagradable incluso. Se pone (y nos pone) en situaciones incómodas. Pero el mundo, como nos da entender él, es así. Un sitio asqueroso y mal montado al que hemos venido a pasar pena, asco y vergüenza.”

“Su libre estructura crea nuevas posibilidades” (Variety)

“Une claridad narrativa y un fresca belleza visual” (The New Yorker)

Todo esto aparece cohesionado gracias a desternillantes toques de humor absurdo y otros momentos dolorosamente incómodossin escapar de temas de calado intelecutal. “Busca proporcionar algo más allá de la carcajada” (The New York Times)”.

Este humor que, por su amarga e incluso misántropa honestidad, puede no gustar todos, deja muy claro sin embargo, que Louis C.K. demuestra temporada a temporada (el preestreno de la última temporada parece haber vuelto a encadilar a crítica y público) que plasmar su particular, inteligente y necesaria visión del mundo sigue dándosele excepcionalmente bien.

Como prueba, la última escena, en plano secuencia, del sobresaliente tercer capítulo de la cuarta temporada, ganador del Emmy 2014 en la categoría de Mejor Guion en una serie de Comedia :


La nueva temporada podrá verse en EE UU en FX a partir del 9 de abril y en España en Canal + Series, dos días más tarde.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s