Filosofía/Pensamiento

ILUSIONISTAS DE NOAM CHOMSKY. HUMO, ESPEJOS Y DAÑOS COLATERALES.

skullss
Vienen los rusos, es necesario tener un enorme presupueto militar. Así que tenemos que poner el dinero en esto y tal vez su nieto tenga un iPod”.

Si apagais vuestros télefonos, justo a medio camino entre el canto de los grillos y la mente en blanco, podríais sentir el eco. Una voz grita, llamando a través del agua negra, a través de las olas, las burbujas emergen en la espuma de la tempestad, estallan en la superficie, y pulverizadas, como susurros que se convierten en gritos, llegando hasta los oidos, voces flotando en el viento. Cuesta distinguir la realidad inmersos en un discurso que emerge de la amnesia selectiva de la lobbycracia y trata de eclipsar las voces de los Indignados ante la doctrina del Grán Area. Emergiendo contracorriente es como llega el espíritu de Chomsky a nuestras manos, hasta que se pronuncian en nuestras mentes, libres, las palabras atrapadas en el papel. Su obra trata la manipulación de la historía en función de los intereses de las pequeñas minorias, compuestas de corporaciones y sectas, enmascaradas en mentiras con cimientos tan profundos que van más allá de cualquier linea de congelación, esperando el deshielo para liberarse como un virus y culminar el secuestro de las democracias. No estamos hablando de trompetas ni de jinetes, ni de huir bajo tierra cuan las águilas se precipitan de los cielos, no se trata una caza de brujas, ni tampoco de desatar un estallido de odio en nuestros corazones, el objetivo es la actitud serena necesaria para clavar juntos nuestras uñas en la tierra y poder desenterrar una vez más aquello que es un bien común de todos y que debemos defender, la libertad que se ahoga y necesita respirar, mancillada bajo el polvo por la maquinaria del sistema. No resucitaremos ninguna verdad absoluta, no tampoco, los traumas, ni a los muertos, sólo los consejos de Mnemosine, que nos permitan decidir nuestros pasos en el futuro, sin que la nigromancia de la erudicción haga que la historia se repita una vez más.

En un estilo discursivo, sencillo e irónico, Chomsky, intelectual destacado por sus estudios en semiótica, afronta una a una las preocupaciones que suscita el imperialismo, ofreciendo una alternativa ante el mundo impuesto, y manifestando la gravedad de un posible fin anticipado de la humanidad, como veremos panorámicamente en esta crítica que se irá acercando progresivamente hacia la estética. Uno quizás podría considerar como conspiranoia e irreverencia estas páginas que recojen las conferencias del profesor de Princeton en 2010, abandonar rápidamente su lectura, unirse a aquellos que desearían arrancarlas, y sentirse en armonía con lo politicamente correcto y lo oficialmente establecido, pero poco a poco, el autor, estimulando nuestro instinto nos demuestra como a menudo son aquellos que tejen las mentiras, los que tratan de soterrar en una difusión masiva de versiones demagógicas, los conocimientos necesarios para discernir de los hechos las medias verdades mediáticas y gubernamentales.

Acusado de antipatriota, por defender los derechos de otros pueblos; huyendo del nacionalismo críminal, y acusado de traidor por defender los derechos de los individuos que han visto reemplazar su identidad por los intereses imperialistas que han transformado su propio país, Ilusionistas expresa, la actitud de quién reserva su lealtad para el género humano en general y la moral más profunda del grupo al que pertenece en particular.

La esquizofrenia política remonta sus huellas las ideas precapitalistas de democracia, demostrando que no es cierto, algo que hoy en día se presenta a las masas como indivisible. La dualidad capitalismo-democracia surgiría de la versión ideológica del wilsonianismo, que articularía sus famosos Catorce puntos de raíz colonialista. Esta doctrina se puede resumir extrayendo el contenido de algunas de sus declaraciones más destacables, cuando se entrega a los derechos de libre autodeterminación de los pueblos sin privarse del poder de establecer el mismo sus propios límites. Este principio no se aplicaria a los pueblos en una “etapa de baja civilización”, como afirma, estos, deben recibir “protección amistosa, orientación y asistencia”, en este caso “los intereses de las poblaciones habrán de ser determinados”. Si analizamos la historía de las invasiones de Estados Unidos en el último siglo, los deseos de civilización de los países escogidos están siempre acompañados de los intereses económicos de los inversores estadounidenses, que fueron la prioridad del largo historial de la época Reagan, en Honduras, República Dominicana, Haití, paises que fueron atentamente “asistidos” con los procedimientos del cuerpo de marines y vieron desmantelada su economía tradicional, y cualquier resistencia, como la Doctrina de la Liberación, por la CIA. Los Evangelios presa de una persecución, como elemento antimperialista del complejo arma de ingenieria ideológica que es la Biblia (frente al antiguo testamento, de función opuesta), materializada en hechos como el asesinato de Monseñor Romero. Esto es de lo que habla Chomsky cuando hace referencia a “la esquizofrenia política”, y no nos suena lejano cuando nos remontamos a la reciente invasión de Iraq en la época del presidente Bush miembro de Skull and Bones, para la “promoción de la democracia”, en el llamado por Eisenhower, el “mayor premio económico” para cualquier país industrializado. La esquizofrenia política persiste en la actualidad cuando reparamos en que los propios aliados de EE.UU. como Mubarak o Abdalá bin Abdelaziz, expertos transgresores de los Derechos Humanos. Otro punto importante es la legítima autodefensa, con la que se justifica la violencia, muy al hilo de la saga 300.

Thomas Ferguson ya explicaria en la “teoría de la inversión” como las coaliciones de inversores ven las campañas electorales como oportunidades a medida para invertir en el control del estado. De este modo el gobierno responde exclusivamente ante los intereses de los inversores, sentando las bases del neoliberalismo, en plena contradicción con los propios principios del “dejar pasar, dejar hacer” capitalista, quedando este derecho reservado a las corporaciones. El libre mercado queda reservado a estas, cuya mentalidad se resume finalmente en el lema “haced lo que yo digo, no lo que yo hago”, como lo expresaría Chomsky. Se puede ver muy claramente en la última elección presidencial de Estados Unidos en 2008. El primer acto de Obama fue nombrar como equipo económico a los mismos miembros de las instituciones financieras que habían provocado la recesión, y habían financiado su campaña. La recompensa que esperaban fue el seguro financiero patrocinado con el dinero público de los contribuyentes. El aumento de los beneficios de estas empresas no tardaría en hacerse llegar. Esto tiene precedentes ya sobradamente conocidos por todos en la historia. Tras el Crack del 29 la llegada del periodo que hoy conocemos como New Deal, con Roosevelt, abogaba por el aumento de la regulación de los derechos de las grandes empresas sobre el capital común, pero en la actualidad el neoliberalismo que pretende la supresión de cualquier tipo de regulación, sienta las bases del modelo que Chomsky denomina como neofeudalismo. Otra idea muy acorde con el fordismo, es la de primero desfinanciar y luego privatizar, que responde al mismo interes de liberar de cargas económicas al seguro financiero que constituye el Estado.

Lo que sabemos es que nadie puede venir al rescate si lo que se destruye es el medio ambiente, pero los lideres de los grandes negocios de este momento están llevando a cabo campañas masivas de propaganda para convencer a la población de que el calentamiento global antropogénico es un engaño de la izquierda. La política de estado es la primera responsable de evitar que esto ocurra, pero lo que es peor aún, el nuevo jefe de uno de los comités para la defensa del medio ambiente afirmó que el calentamiento no es posible porque Dios prometió a Noé que no habría otro diluvio, habrá que ver que ocurre cuando se derrita el permafrost y se liberen las bolsas de metano, alomejor es ese el momento que Dios espera para intervenir. Evidentemente el mayor impacto inicial estará en los paises destinados a la producción como India, México, China o Vietnam. La lobbycracia de EE.UU. aspirará a sus vías de escape, muy al hilo de la próximamente en los cines Noah, de Darren Aronovsky, Elyssium u Oblivion, recordemos protagonizada por Tom Cruise, también muy afin a las ideas de los Huxley en Eyes Wide Shut, pero eso ya es harina de otro costal y ya se sabe lo que dicen de meter a todo el mundo en un mismo saco.

Cruise

Siempre se tuvo en cuenta la posibilidad de que Europa en su papel de escolta, y occidente en general podían seguir un curso diferente, y en parte por ello se crearía la OTAN, como diría su presidente Jaap de Hoop Scheffer, “las tropas de la OTAN tienen que cuidar los oleoductos que transportan pétroleo y gas a Occidente”, y las rutas marítimas utilizadas por “partes delicadas de la infraestructura” del sistema energético.

En estas condiciones mientras se avivan los movimientos neofascistas con 17% de votos en paises como Hungria, 10% en Austria apoyados por el Partido de la Libertad y otros múltiples ejemplos, es inevitable hablar del capitulo titulado El problema ambiental y la inteligencia humana. La destrucción de nuestro planeta y los negacionistas. En esta parte tenemos un debate abierto entre el astrofísico Carl Sagan y el biólogo Ernst Mayr citado por el autor. Acorde con las ideas Darwinianas y Schillerianas de la evolución, ante la defensa de la posibilidad de encontrar vida en otros planetas llevada a cabo por el astrofísico, Mayr explicaría que la inteligencía es una especie de “mutación letal”, la expansión humana es una excepción frente a las especies cuya población ha proliferado con mayor éxito en la tierra como las bacterias o los insectos. Esto nos adentra en el tema platónico de la bondad por inteligencia y la maldad como ignorancia. Algo sobre lo que personalmente me reservaré mis dudas. El punto se articula en base a la incapacidad de los económistas para calcular los efectos colaterales de las transacciones, lo que permite la repercusión sistémica de efectos colaterales descontrolados, los lideres de estas instituciones, no tienen poder para actuar en contra del principio económico del beneficio a corto plazo. Por deducción surge la idea de desigualdad recurrente del evolucionismo y sus antecedentes, el hombre como depredador de si mismo, y la autofagia, valga como ejemplo la destrucción del sistema ferroviario estadounidense por GM. Chomsky, llendo más allá que Lyotard, dirá que el fin del sistema no supondrá el fin de la humanidad.

De algun modo para concluir en este vasto debate, acudiendo a un tema recurrente, ahora que se ha expuesto la ideología de Chomsky, podemos entender la noticia de actualidad de RT cuyo titular enuncia: El académico lingüista, filósofo y activista estadounidense Noam Chomsky dejó en evidencia una verdad poco conocida de la sociedad de EE.UU. al responder sobre por qué hay una preocupación cultural con “el apocalipsis zombi” en ese país. El miedo y la desesperación son un fenómeno mediático en estos momentos, acorde con Bruce Franklin, Chomsky afirma que el temible enemigo que intentamos destruir es alguién que estamos oprimiendo.

“Estamos a punto de enfrentar la destrucción por parte de algún terrible enemigo y en el último momento somos salvados por un superhéroe, o una superarma o, en los últimos años, por niños de la escuela secundaria que van a las colinas para ahuyentar a los rusos”.

Este nivel de ironía, es un intento de frivolizar con tales cosas como el Programa Avatar, es el deseo del autor de combatir el miedo, de que las futuras generaciones no respondan precipitadamente a las provocaciones, y definitivamente un modo de retrasar ese futuro que los ojos de esos estudiantes de secundaria verán. No hablamos de dioses, ni se trata de desatar al espectro del miedo, sino solamente de planes entre orgía y orgía escritos en una agenda.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s