Filosofía/Música

¡ESKORBUTO! LA ESTÉTICA PUNK, EL CINE QUINQUI Y LA TRANSICIÓN

images

Recientemente estallaba la controversia con la llamada “Ley Fernández” debido a su marcado carácter anticonstitucional. La dichosa ley plantea multas de entre 1.001 y 30.000€ por lo que se considerasen “ofensas a España”. El conflicto socava los problemas de heridas de carácter histórico. Si alguien tiene el poder de decidir donde termina la libertad de expresión algunos nos preguntamos dónde está el derecho a la manifestación del libre pensamiento, y hasta donde llegará este recorte de libertades, el ataque contra cualquier alternativa cultural que difiera de los dogmas oficiales. La respuesta es, hasta donde nosotros lo permitamos.

En 1980 nacía en Santurzi Eskorbuto, la banda de punk surgió de la necesidad de expulsar la frustración de una herencia social traumática, el rechazo de las injusticias sociales y el deseo homogeneizador de las instituciones. Los jóvenes manifestaban la tragedia de habitar en un mundo de ruinas industriales, producto directo del legado de la razón de los poderosos. ¿Qué es la razón sino un exponente del instinto de dominación? El instinto de dominación sobre nuestras emociones más básicas, la razón es la búsqueda del control de nuestras propias acciones, pero que ocurre cuando ésta pretende suprimir a las demás facetas de nuestra naturaleza y señala con su lógica el camino de las masas. Lo que se produce es el encarcelamiento del individuo en su propia esencia, en los convencionalismos sociales y en el fundamentalismo totalitario. Eskorbuto nace como un grito desesperado del individuo para liberarse de las ataduras de un sistema que pretende transformarle transgrediendo sus necesidades, sus sentimientos, su dignidad y sus derechos innatos. Al más puro estilo de una enfermedad contagiosa, la banda denuncia el impacto de la opresión y la hipocresía social, que propugna el terror a lo diferente y a lo extraño hasta el glaucoma.

Con el arma que nos acompaña desde nuestros orígenes biológicos más remotos, el subconsciente, la filosofía de estos jóvenes creó un flujo ideológico capaz de expresar desde la aceptación más lasciva del propio ser humano la defensa de la dignidad de sentir y decidir con la esencia animal más pura, las actitudes sobre la vida y la muerte sesgados por el lado oscuro de la civilización que trata de absorver y corromper al individuo. Reproduciéndose con una fertilidad desatada, la ideología del movimiento punk germinó en el grupo desde el juicio crítico intrínseco en todo individuo, combatiendo la limitación del libre desarrollo de las facultades y demostrando el poder de la intuición que emerge de la sensibilidad humana, atravesando las doctrinas y desafiando a las tradiciones del pensamiento para cumplir un objetivo vital, la creación de una actitud filosófica ante el mundo y la existencia, el arte, la sociedad y la cultura, arrebatando el pensamiento a las élites y a las academias. Con una coléra virulenta y un amor por sus ideas superior al que tenían por sus propias vidas, Eskorbuto defendió la libertad de pensamiento, y el orgullo nihilista de los marginados y los desarraigados, anteponiendo ante todo el derecho de morir por aquello que se ama y de amar aquello que es autodestructivo, frente a un mundo que recibe sus habitantes como carne que pesar en la balanza del despotismo, que los aisla de sus pasiones para construirnos una nueva identidad.

En su estética conviven las ideas de la fuerza, el coraje, la fantasía, la lucidez y la belleza épica de la libertad que brilla riéndose ante la muerte y la opresión hasta el mismo instante que antecede a su desaparición. Su misticismo residía en ser empatizar con la incomprensión universal que se aloja en el interior de todos los individuos, hasta en el caso de aquellos más enquistados en el sistema, arrojando un rayo de luz sobre las oscuridades del ser que el idealismo en sus contradicciones nunca consiguió discernir, creando con su música un impulso de autoconfianza incluso en los casos en los que la disposición ideológica del que se deje atrapar sea menos propensa a la asimilación de sus contenidos. En pocas ocasiones expresaron una violencia especial, Eskorbuto arroja sus miradas más profundas hacia la sociedad con energía, con una actitud defensiva, pero sobre todo con una alegría melancólica y sarcástica, con acidez hacia las injusticias que componen el capítulo del fracaso humano, y un antibelicismo que demuestra el calado final de su aprecio por la vida.

El grupo, en contra de toda limitación, rompería los esquemas del punk y de su tiempo, aceptando con ánimos la incompresión de una sociedad que atónita no pudo encontrar una explicación oficial sincera de la duda metódica sobre el mundo y nuestros errores humanos. El cine Quinqui trató de dar una explicación estereotipada empleando el tema para perfilar a una juventud toxicómana, señalar a los causantes de la inseguridad ciudadanas y servir un sucedáneo de crítica social y de modernidad, sólo las auténticas expresiones de los protagonistas de las obras de Eloy de la Iglesia crearon un retrato fiel de una clase social que los moralistas deseaban enterrar.

Hubo muchos movimientos que precedieron o que continuaron la actitud contradictoria y también reprochable de este grupo de protesta, otros grandes grupos de punk podrían llenar interminables páginas de reflexiones de esta naturaleza, pero pocos legaron un grito tan genuino y profundo a la historia que conocemos. Entre sus obras mas destacadas el álbum Eskizofrenia es un buen resúmen del ideario con el que se alzaron estos chavales autodidactas hechos a sí mismos, muertos hoy en día con un joven espíritu, que lucharon por escapar al orden y a la esclavitud de su pensamiento o su cuerpo por algo más que sus propios deseos de libertad o la destrucción de sus cerebros antes de ser manipulados. Así decía Donde esta el porvenir, una expresión radical del concepto de víctimas heroicas, pero no de mártires.

Cerebro de mono, tripa de sapo,

rabo de rata, esencia de lapo

¿Dónde está el porvenir

que crearon nuestros viejos?

¿Dónde está el porvenir

que forjaron nuestros viejos?

¿O es acaso esta puta mierda en que vivimos?

Regla de monja, semen de gato,

ojo de buitre, nariz de payaso

¿Dónde está el porvenir

que crearon nuestros viejos?

¿Dónde está el porvenir

que forjaron nuestros viejos?

¿O es acaso esta puta mierda en la cual vivimos?

Flores de años, camas de asfalto

juego de tiempos, corre caballo

Grito de espanto …

¿Dónde está el porvenir

que crearon nuestros viejos?

¿Dónde está el porvenir

que forjaron nuestros viejos?

images2

Anuncios

2 pensamientos en “¡ESKORBUTO! LA ESTÉTICA PUNK, EL CINE QUINQUI Y LA TRANSICIÓN

  1. Me alegra ver este tema por aquí Héctor.

    Formamos parte de una generación que ha perdido el carácter activo de las protestas. Que ha olvidado que la lucha sí tiene recompensa. Una generación que no tiene presente, o no conoce, movimientos que se impusieron frente al creciente mercado, como As Encrobas o la piscifactoría de Baldaio. Luchas que siguen vivas como la traición de entrar en la OTAN, o aquellas personas que el 23 F no pasaron la noche en casa. Personas a las que les ilusionaba pensar que construían algo nuevo, que no tenían miedo a caminar hacia senderos desconocidos hasta entonces.

    España es ese país que se odia a si mismo. Una generación, la actual, sin huevos, sin garra. Que creen que viven en Beverly Hills, o que sólo conocen el club marítimo de sus padres. Desde luego, a ver que le cuenta más de uno a sus hijos y nietos cuando sea mayor.

    Coincido en muchas ideas del comentario, aunque personalmente, no creo en una estética de lo punk. Creo en las buenas pintas y las “malas” ideas. No me gusta dar tantas pistas.

  2. Yo sí creo en la (anti)estética punk con todas sus formas de provocación, cargadas de protesta, que nos hacen sentir que quizás tenemos que empezar a valor las cosas de otra manera.
    “Con una cólera virulenta y un amor por sus ideas superior al que tenían por sus propias vidas, Eskorbuto defendió la libertad de pensamiento, y el orgullo nihilista de los marginados y los desarraigados, anteponiendo ante todo el derecho de morir por aquello que se ama y de amar aquello que es autodestructivo”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s