Otros/Redes

#Obama #HBO #Tobecontinued

obama_deadranger

El último éxito de la HBO tiene nombre, Matthew McConaughey “True Detective”, tiene récord de audiencia, 11 millones de espectadores y tiene la capacidad de colapsar el servicio de streaming de la cadena por exceso de demanda con la emisión de su último capítulo. El Renacimiento de la HBO ha llegado: desde “A dos metros bajo tierra” (“Six Feet Under”) en 2001 con 11.4 millones, ninguna serie había conseguido tantos seguidores. Tan sólo ha necesitado ocho episodios para meterse en el bolsillo al público y ser alabada por la crítica. Le ha devuelto la gloria que había alcanzado con series como The Wire o The Sopranos.

El vacío interior dejado por la finalización de esta temporada ( su creador, Nic Pizzolatto, ha confirmado que los detectives van a ir variando en cada temporada y que se enfrentarán a casos totalmente distintos) ha arrojado una ola de pesimismo sobre todos los espectadores. Nos hemos vueltos nihilistas, estamos empezando a simpatizar con todos los quebraderos de cabeza que el pobre Martin Hart tenía que aguantar en aquellos largos viajes por la Luisiana más decadente e industrial de su compañero Rust Cohle: “Quizás lo más honorable que podríamos hacer como especie es negar esa programación, dejar de reproducirnos, caminar de la mano hacia nuestra propia extinción, una última noche, hermanos y hermanas, excluyéndonos voluntariamente de un contrato injusto.” Y tiene razón, pero la tiene ahora.

Recuerdo que no pude despegar los ojos de la pantalla del ordenador desde que empezó a sonar “Far from any road” y diese comienzo una de las mejores introducciones que he visto en años. Juro que empecé a creer en la reencarnación, Friedrich Nietzsche y Edgar Allan Poe debían de haberse reencarnado en los cuerpos de Nic Pizzolato (creador) y Cary Fukunaga (director). Esta introducción era un imán y esperaba que todo lo que viniese a continuación me atrajese con la misma fuerza. Y lo hizo. Y creo que Obama tuvo que sentir lo mismo que yo, pidiendo en exclusiva un adelanto no sólo de “True Detective” sino de “Game of Thrones”, que lleva también el sello de la HBO. Ni Obama, ni más de once millones de espectadores ni yo le dimos en su momento la razón a Cohle, invertimos 8 horas de nuestras vidas (seguidas o no) en un viaje por la corrupción política y religiosa de la América profunda para llenar el vacío que otras series nos habían dejado. Yo tardé cuatro años en llenarlo, después de Lost no podía haber nada más. Dios ha muerto pero como ya mencioné unas líneas atrás, he empezado a creer en la reencarnación, he empezado a creer en la pequeña pantalla y sobre todo creo en la HBO.

¿Por qué hemos dejado de ir al cine? ¿Por qué ya nadie pregunta qué libro te estás leyendo sino qué series estás viendo? ¿Por qué todos esperamos ansiosos la vuelta de “Game of Thrones y no el estreno de una película? Cuando le pregunté a mis amigos esto mismo la respuesta no fue algo evidente: “supongo que…” suposiciones. Es algo gracioso porque es un hecho, es una realidad, es algo que está pasando y no sabemos con certeza cuál es la causa. Parece que el precio de las entradas de cine, según mis amigos, es la razón principal y la archiconocida “Fiesta del Cine” parece confirmarlo: las entradas a 2.90 euros están suponiendo una ocupación masiva de las salas.

“La calidad y la oferta de la pequeña pantalla ya no se encuentra en el cine. Menos mal que existe la HBO.” Puede que este amigo tenga razón, que estemos asistiendo a la lenta muerte del cine y que el encanto que éste causaba sea algo perteneciente a generaciones anteriores, a no ser que hablemos del 3D. La revolución que causó este canal de pago ( “It’s not tv. It’s HBO) implicó la evolución de un espectador cada vez más exigente, más culto ¿Y más cómodo? que encontró satisfacer sus necesidades sin salir de casa. El éxito de esta cadena residía, además de garantizar innovación y calidad, llegar a un público minoritario. Que una serie fuese vista y apreciada por una audiencia más reducida y no por la gran mayoría suponía un producto muy rentable: se hablaba bien de la marca.

Como el debate empezaba a avivarse, y la cerveza también, empezaron a llover spoilers a diestro y siniestro. Tenía que hacer algo, y rápido, si quería evitar que me descubriesen el final de mi querido Tony Soprano. ¿PERO NO LE COGÉIS MÁS CARIÑO AL PROTAGONISTA DE UNA SERIE QUE AL DE UNA PELÍCULA? Tuve que chillar bastante para que todos me escuchasen y para no oír la muerte de no se quién en The Wire. En los meses, años o generaciones que duran (a veces se alargan) las series es casi imposible no acabar apreciando a los personajes; la oportunidad que una serie les brinda para desarrollarse es infinitamente mayor que en el cine. Por eso pienso que los vemos más creíbles y es más fácil que el espectador pueda identificarse con ellos. ¿Quién no ha comparado alguna vez una situación vivida con las vistas en Friends o Los Simpsons? ¿Quién no se sigue riendo cada vez que recuerda a Carlton Banks bailando? Hemos crecido con series y nos hemos pasado los años llenando, o intentando llenar, ese vacío que nos han ido dejando. Podemos pasarnos meses sin tener vida social haciendo verdaderos maratones y no sentirnos solos en ningún momento. Porque nos reímos cuando vemos a Hanna de GIRLS intentando cortarse el pelo, porque nos encantaría que Joffrey de Games of Thrones sintiese cada uno de los golpes que le damos a la pantalla del ordenador cada vez que aparece su cara o porque reflexionamos durante días cada vez que Rust Cohle nos deprimía con su filosofía de acento tejano.

Por eso ahora entiendo a Cohle, quizás lo más honorable que podríamos hacer como especie es negar esa programación, dejar de ver y ver series para evitar ese vacío posterior, cuando se acaban, cuando todos se van y entonces sí que nos quedamos solos pero como él dijo, “El tiempo es un círculo plano y todo se volverá a repetir una y otra vez” Y eso hacemos (una y otra vez): ver y ver series para evitar ese vacío posterior, cuando se acaban, cuando todos se van y entonces sí que nos quedamos solos…

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s