Cine/Imagen

Lo “politicamente correcto” se ha comido al lobo

“Lo único que  está entre tu meta y tú, es la historia que te sigues contando a ti mismo de porqué no puedes  lograrla”

Jordan Belfort

La Academia es ¿Políticamente correcta? O ¿usa ese pretexto para tapar la hipocresía de sus actos? Se juzga el trabajo del actor, del director, de los guionistas. No. Lo que se ha juzgado en mi opinión no ha sido nada; 5 nominaciones al aire y ninguna estatuilla en la mano.

2014-04-01-20-17-43-1

La dura y simple realidad en la que se ha basado la película ha llevado a polémica; ¿es que estos hechos no debían ser contados? Una estafa multimillonaria que perjudicó a muchas personas que  no pueden ser dañadas por un filme, que algunos tachan de “cómico”  y sin embargo en el que yo solo veo verdad. No obstante, mientras la Academia hace “lo correcto” y las victimas atacan al propio Jordan Belfort , el cual no ha saldado su deuda todavía; Dicaprio y Scorsese se han quedado con las manos vacías.

Lo políticamente correcto se transforma, puede que no hayan censurado el filme o “vetado”, pero de alguna manera se ha visto castigado por una sociedad que se cree y proclama libre, que en realidad es presa de sus propios límites. Las víctimas de la estafa de Belfort tienen miedo de que se idolatre al lobo, lo que hace que nos preguntemos ¿Ellos creen que tiene algo por lo que ser idolatrado o admirado? Como vemos en el filme, dinero, sexo, putas y drogas en cantidades industriales es lo único que mueve a Belfort. Sin embargo, es el “sueño americano” . El que se lleva explotando durante siglos, el que todos ansían, y tal vez donde resida la clave. Ese chico de Queens de familia humilde que llega a lo más alto gracias a su talento, es el  resultado de dicho sueño; del LOBO.

Tal vez se hubiera reconocido el talento del actor, la brillante adaptación del guión, o lo arriesgado del filme de Scorsese si Jordan Belfort estuviese muerto, o tal vez si los hechos se hubiesen producido hace 100 años. Pero pese a quien le pese esta historia es cercana, relativamente reciente, puesto que cuenta la vida de este estafador a mediados de los 80, y es detenido en 1998.

Podemos creer que ese hombre no merece ningún reconocimiento, pero ¿el filme no debe ser visto de una forma objetiva? Yo creo que el país de la libertad opta por el “queda bien” ,siendo premiados estos últimos años los filmes que tratan sobre esclavitud. Actitud hipócrita, que me lleva a pensar en cual será el próximo paso qué  darán cuando el presidente sea otro…

Dicaprio con su gran interpretación se queda una vez más sin ese reconocimiento, sin el Oscar. Mientras Belfort con su gran “talento” sigue vendiendo, eso sí de una forma legal, pues además de sus libros hace seminarios motivacionales, ¿estafa? Quien sabe.

Tan solo puedo decir que el lobo sigue comiéndose a caperucita y el que lo cuenta se queda con hambre…

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s