Otros

Adiós, Siria.

 

¿Qué hacer cuando el patrimonio más valioso de un país está desapareciendo?

¿Qué hacer cuando la historia se difumina entre el polvo de las bombas?

 

Bashar al Assad llegó a la presidencia siria en el año 2000 prometiendo reformas políticas y democráticas. Pero en un contexto en el que las revoluciones de la llamada “Primavera Árabe” reclamaban más libertades, plena democracia y mayor respeto de los derechos humanos, era inminente el estallido de un gran conflicto. En 2011 el pueblo sirio se alzó ante el gobierno. La potencia de sus manifestaciones se tradujo en una brutal y violenta respuesta por parte del gobierno, que trajo consigo la creación de grupos independientes que luchaban por el derrocamiento del presidente.

A comienzos del 2012, los “rebeldes” habían logrado dominar gran parte del norte del país y ciudades como Homs, Alepo y la propia capital Damasco estaban siendo sitiadas.

Umayyad Mosque in Aleppo

Mezquita de Alepo antes y después del bombardeo.

En abril de ese mismo año, un bombardeo en Alepo destruyó por completo el minarete de la Gran Mezquita Omeya del año1094. Desde ese momento, la lista no hizo más que empezar: la madraza ayubí Al-Firdaws de 1235 apenas se tiene en pie; el Crack de los Caballeros de 1170 hace las veces de polvorín; la ciudadela de Alepo de 1186 sigue presa de los bombardeos; y el zoco, datado en la segunda mitad del siglo XVIII, fue reducido a cenizas.

z_PALMIRA31-z

Ciudad de Palmira

La antigua ciudad de Palmira (a unos 3km de Homs) construida por los nabateos alcanzó su máximo apogeo en el siglo III d.c. Actualmente está entre los monumentos en peligro de la UNESCO, y ya ha sido víctima de numerosos bombardeos. Bustos, dinteles, columnas y relieves han tenido que ser trasladados a museos para evitar su desaparición, pero los edificios siguen desprotegidos ante una guerra que no termina.

Cada destrucción de un conjunto histórico-cultural en Siria es como quemar una página en el libro de la historia de la humanidad. Me pregunto entonces por qué se está permitiendo esta masacre. Si entendemos realmente la gravedad del problema o, por el contrario, lo estamos evitando. Me pregunto si la clave está en que no conocemos lo que estamos perdiendo. Siento que estamos más interesados en un saber limitado y reservado sólo para aquello que nos conviene, para lo estrictamente occidental. Pero en ese proceso de selección olvidamos nuestra propia historia, la que se aleja de los parámetros europeos. Llegamos incluso a olvidar que en el siglo X Córdoba era el centro cultural y científico más importante del mundo. Si nos apartamos de nuestras raíces, si dejamos nuestra propia identidad aparcada a un lado, en absoluto me sorprende que dejemos la de Siria.

Ibn Djubair, un viajero andaluz que visitó Alepo en1184 la describía así: “La ciudad es tan vieja como la eternidad y, sin embargo, joven, aunque nunca dejó de existir. Muchos fueron sus días y noches; esta ciudad ha sobrevivido a sus caudillos y a sus habitantes. Las casas y las moradas todavía están ahí; pero ¿dónde está su antigua población y aquéllos que llegaron a esta ciudad? Éstos son los palacios y sus patios, pero ¿dónde están los príncipes hamdaníes y sus poetas? Todos han desaparecido ya, y sin embargo esta ciudad todavía está viva. ¡La ciudad de los milagros! Una ciudad que perdura en el tiempo y sin embargo sus reyes se marchan, desaparecen, aunque su destrucción todavía no ha sido ordenada…”

Pero después de más de 5000 años parece que si, que la orden ya ha sido dada. Mientras tanto, todos permanecemos impasivos. Podría ser esta una visión pesimista, pero yo prefiero llamarla realista. A fin de cuentas, todo sería diferente si en lugar del minarete de Alepo, la bombardeada fuese la Torre del Reloj de la catedral de Santiago de Compostela, ¿no?

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s