Música/Otros/Pensamiento

Un paseo por tu ciudad

Nacho-Vegas-Resituación

Mientras se comienzan a adelantar sus nuevas canciones en internet y se empiezan a dejar oír, “Resituación” su disco más inminente, porque sin duda llegarán más, se publicará el 8 de Abril.

Para quien no conozca a Nacho permitidme el lujo de presentároslo brevemente. Norteño, gijonés, publicó su primer disco como solista justo en el año que se inauguró nuestro presente siglo XXI. A esa criatura la bautizaría como “Actos inexplicables”. Le siguieron más discos, más canciones, más letras, más palabras y durante sus más de 15 años en activo, ha conseguido, de alguna forma “inexplicable”, domesticar y no dejarse dominar por las palabras y unirlas a su voz y a su música. Siempre fue, y es, y seguro que será un gran contador de historias, solo que ahora parece que nos llegan más reales y afiladas, sobretodo porque el mundo parece empeñado en excavarse a sí mismo, buscando una ruta hacia un lugar donde algunos dicen que hace más calor del normal, dándole así a Nacho, y a otros tantos como él, más motivos para escribir.

En su nueva obra, Nacho pinta verbalmente un diagrama de la sociedad española actual. Crea un caleidoscopio urbano de la inestabilidad y decadencia que ahora mismo nos gobierna. Traza el itinerario que ha de seguir la dignidad y transcribe y redefine la realidad mediante la música, su música. “Mira y admira que hay en la ciudad, dicen que son elefantes varados, algunos lo llaman el circo mundial, y hay quien acude a diario allí a vomitar, hace hoy un día precioso para explosionar” dice en Runrún (una de sus nuevas canciones) y continua en otros versos de la misma: “nos quieren en soledad, nos tendrán en común”, “Vienen de frente gigantes de azul, con las bocas llenas de su democracia, pero el miedo ha dejado de ser la actitud”.

liceu-IMG_4464

Creo que Nacho usa la tristeza contra la tristeza, para huir de ella y encontrar una salida. ¿Y una salida hacia dónde? Eso aún está por decidir y siempre habrá elección. Hay esperanza en sus versos, amor, ternura… Quizá su virtud más fuerte sea la empatía y en despertarla en nosotros. Sus composiciones son el final de la anestesia tras una larga operación de corazón. Sus letras, construidas con un lirismo estremecedor, desordenan lo que creías ordenado y huyen del sentimentalismo barato y vacío. Es cierto, él no habla del sol ni de su luz, sino de las sombras que producen sus rayos al estrellarse contra cualquier opacidad. Habla del dolor que nos produce respirar un aire enfermo. Habla de la luna en una noche de tormenta cuando nadie la ve. Habla de aquellos que fabrican dioses y los dibujan en el cielo. Habla del pasado y de lo poco (o nada) que hemos cambiado. Habla de la injusticia, de la democracia y de nosotros. La verdad es que habla de lo que hablamos todos pero lo cuenta como no lo cuenta nadie.

Y una vez que terminamos de escuchar su música y hacemos cuenta del bagaje: de cada diez sonrisas nos salen cien lágrimas, nos hemos convertido en prisioneros y ha merecido la pena. Cada acorde, cada nota, llevan nuestros nombres. Todos tenemos nuestro papel, aunque claro, no hay un guión previo y Nacho nos lo grita, a su manera, en “Resituación”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s