Psicología

Creo en los cuentos de hadas

ImageHace tiempo que escucho comentarios acerca de los contenidos sexistas de los cuentos de hadas tradicionales, que por lo que parece, resultan perjudiciales para los niños. Hace pocos años, en marzo de 2010, desde el Ministerio de Igualdad, y en conjunto con el Instituto de la Mujer y el sindicato FETE-UGT, surgió una propuesta de revisión de los cuentos de hadas precisamente por este motivo, ya que según estas entidades, los cuentos de hadas tradicionales estaban llenos de estereotipos. Historias como La Bella Durmiente, La Cenicienta o Blancanieves “muestran a las mujeres o a las niñas en una situación pasiva en la que el protagonista, generalmente masculino, tiene que realizar diversas actividades para salvarlos”. Ante estas declaraciones lo primero que me pregunto es qué versión conocen de estos cuentos estas personas, ya que la mayoría de las historias citadas anteriormente están protagonizadas claramente por muchachas jóvenes, y me parece simplificar demasiado el decir que los protagonistas son los príncipes solo porque aparecen y las salvan al final de la historia. Por qué no miramos más allá de lo sexista que resulta que Blancanieves se ocupe de arreglar la casa a los enanitos, y alcanzamos a ver que la historia de Blancanieves habla sobre el narcisismo y las fatales consecuencias que puede acarrear tanto para padres como para hijos: el narcisismo de Blancanieves  llega casi a destruirla cuando cede por dos veces consecutivas a las trampas que la madrastra disfrazada le tiende para hacerla parecer todavía más hermosa, mientras que la madrastra acaba por ser destruida por su propio narcisismo.

En este contexto, en el que queda clara mi posición con respecto a los cuentos de hadas y de las famosas películas que dan vida a sus personajes, me encantó encontrarme con la obra Psicoanálisis de los cuentos de hadas en la que Bruno Bettelheim subraya el importante papel que desempeñan los cuentos en la liberación de las emociones del niño. En esta obra este reconocido psiquiatra y psicólogo infantil  aborda el estudio de la influencia de los cuentos de hadas en la educación de los niños. A través del análisis de numerosos cuentos de la cultura occidental como Caperucita RojaLa CenicientaBlancanieves, o Hansel y Gretel pone en relieve la función liberadora y formativa que estos ejercen en la mentalidad infantil, ya que gracias a la identificación con los distintos personajes de los cuentos, los niños pueden experimentar por ellos mismos sentimientos de justicia, fidelidad, amor o valentía, no como lecciones impuestas, sino como descubrimiento propio. Los cuentos de hadas suponen un apoyo emocional y moral durante la niñez ya que “suelen plantear, de modo breve y conciso, un problema  existencial. Esto permite al niño atacar los problemas en su  forma esencial, cuando una trama compleja le haga confundir las cosas”. Así que tanto si eres defensor de los cuentos de hadas, pero sobre todo si eres detractor, te aconsejo la lectura a este libro pues estoy segura de que conseguirá darte un nuevo punto de vista.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s