Otros

Diseño de Logos

La nueva creación del diseñador Ben Pieratt ha llegado recientemente a oídos de la crítica. El proyecto revolucionario denominado como “Hessian” consiste en una creación independiente al producto que quiera representar y se oferta en busca de alguien que la quiera comprar por la cantidad de 18.000 dólares. El anuncio se realiza mediante la página de Hessian con todas sus variaciones del logo para cubrir la posible demanda. Su creador señala que “su esperanza es que eventualmente la marca no se venda”, para liberar el logo de las demandas del mercado que son las que hacen que este tipo de productos existen.

hessian_s1_06

Como idea o proyecto artístico es interesante. Prácticamente, no parece tener ningún sentido, ¿realmente el consumidor logrará asociar el producto en cuestión con la imagen que se enseña? Incluso admitiendo que esto se pudiera realizar, ¿Podría ser útil para el resto de empresas? La respuesta en mi opinión probablemente sea no: la asociación de imágenes a ciertas ideas ha estado presente en toda la historia de la humanidad y el realizar estas imágenes mucho antes de saber lo que se quiera representar puede parecer descabellado.

Lo que uno se pregunta realmente es si esta idea podrá ser tomada como referencia para futuros proyectos de los diseñadores o si desechar la asociación de ciertos valores con el logo son realmente efectivos para la creación de este. Desde siempre el logo ha sido considerado el producto final, diseñar constituye una serie de etapas de creación: que entre lo que se concibe y el logo final acabe siendo una diferencia.

La reflexión sobre este hecho nos lleva a pensar en qué tipo de factores son los que se debe tener en cuenta para dar luz a un nuevo logotipo. Para ello se toma conciencia de la imagen de la marca en base a tres aspectos: La sencillez, el uso de metáforas y la originalidad.  El primero ayuda a un rápido reconocimiento visual por parte del espectador ya que cuantos menos recursos visuales se empleen antes se asimila la información en la memoria; la metáfora fomenta la asociación del logo con el producto en el que trabaje la marca; por último el que sea original le proporciona una ubicación privilegiada en los recuerdos de nuestra mente, para que sea de fácil acceso. Si falla uno de estos tres la información que la marca desea enviar no lo hará correctamente.

Logos-Logo-Diseno

¿Se juega con la mente del consumidor? Además de estos tres aspectos hay varios sub-apartados más (color, lanzamiento del producto, contexto, tipografía,…) que se piensan en base a estudios de mercado sobre lo que la gente mayoritariamente opina. La respuesta es sí, se manipula para intentar crear esa vinculación con la marca cuando se intente consumir el producto en el que trabaja. Por ejemplo: Un consumidor se da cuenta que en su nevera le falta leche para desayunar, si un logo ha hecho bien su trabajo sucederá que inmediatamente su mente le lleve a recordar una marca en concreto, que será la que buscará cuando vaya al supermercado.

Por ello la creación de esta imagen, del logo, se basa en la influencia de esta sociedad para su creación, es un diseño hecho en base a la sociedad y para la sociedad.

La creación artística es la creación de una necesidad, no su satisfacción. El mundo nunca había necesitado la quinta sinfonía hasta que Beethoven la creó. Y ahora no podríamos vivir sin ella. – Louis I. Kahn.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s